Saltar al contenido
Guia de peces

Pez Ángel

 

Familia: Cichlidae

Género: Pterophyllum

Especie: ‎Pterophyllum scalare

 

 

Características

El pez Ángel es una especie de agua dulce que posee su hábitat en aguas calmas de ríos de América del Sur. Generalmente se pueden encontrar en la mayor parte de Colombia, Guyana, Guyana Francesa, Perú y Brasil, en varios ríos en los que se encuentran el Río Esequibo, el río Oyapock y el Amazonas. Las aguas de estos ríos están atestadas de algas y distintas plantas que forman una masa vegetal compacta lo que causa que el cuerpo del pez ángel se caracteriza por ser delgado y alargado, lo cual lo ayuda a poder moverse entre las plantas sin ningún problema.

El cuerpo del pez ángel posee la forma de un disco y plano.Esta especie normalmente alcanza una longitud total aproximada de hasta 15 centímetros y pueden crecer hasta 20 centímetros de alto. Estos peces pueden vivir 10 años o incluso más y prefieren mantenerse en tanques con los de su propia especie.

Alimentación

El pez Ángel es omnívoro y se puede alimentar ya sea de algas o de pequeños peces que se encuentre en su hábitat, aunque preferiblemente se basa su alimentación en carne. No destacan por su gran apetito, ya que lo poco que comen se llena. Sí lo hacen es por su solidaridad, ya que comparten el alimento con los del mismo grupo.

En la condición, la nutrición del pez ángel se compone principalmente de pequeños crustáceos e invertebrados fluviales, aunque, en los acuarios, tienden a aceptar una amplia variedad de alimentos.

Para su alimentación como mascota su principal alimento tiene que ser la hojuela, para completar con la dieta del pez Ángel para acuarios tendrás que darle gusanos tubifex o gusanos de sangre pero nunca vivos ya que se podría infectar todo el acuario de esa bacteria. Esta especie es reticente a probar nuevos alimentos por lo que se tiene que dar de comer a después de varias horas sin comer.

Reproducción

Esta especie (pez Ángel) es muy territorial y tiene un comportamiento bastante complejo a la hora de reproducirse. Es una especie donde de igual manera la pareja se involucra en el cuidado de las crías, sobre todo en la fase inicial de cría. El comportamiento de las parejas hace pensar que son ejemplares que tienden a aparearse con un solo compañero.

La hembra coloca los huevos sobre plantas o rocas, los cuales se adhieren a ellos. Cuando se produce el desove, el macho utiliza un conducto por donde expulsa el esperma. Las parejas más jóvenes ponen aproximadamente 150 huevos, mientras que las más adultas pueden llegar a 350. Es importante resaltar que una vez que la hembra deposita los huevos, el macho los fecundará, fuera de la hembra.